Cadastre-se Jogo das Vocações Simulado Busca

Simulado On-Line
 
ESPANHOL - UFF (1998)

16)

Rosa María Torres




5




10




15




20
Iletrados o analfabetos se llama a quienes no saben ni leer ni escribir. Una nueva categoría ha venido
ahora a agregarse: la de los aletrados, es decir, aquellos que saben, pero que ni leen ni escriben. Si los
iletrados adultos son cerca de un billón en el mundo, los aletrados son mucho más. Hoy en día, el aletrismo
parece un problema incluso más agudo y extendido que el iletrismo.
Pocos leen el periódico. Y, de los que dicen leerlo, muchos apenas lo hojean, saltando entre los titulares,
las tiras cómicas, la crónica roja, los anuncios de cines y espectáculos, los obituarios y la página social.
¿ Cuántos y quiénes leen las páginas editoriales, los reportajes de fondo, los artículos temáticos, los análisis
de la noticia?
Muchos no vuelven a leer desde que abandonan la escuela, el colegio o la universidad. Otros agarran el
libro, pero no lo leen. Muchos leen pero no entienden o no se preocupan por entender cabalmente lo que leen.
La mayoría lee superficialmente. Muchos libros en bibliotecas particulares permanecen vírgenes, sin llegar
jamás a leerse. Bibliotecas públicas, grandes y chicas, se llenan de polvo. Niños y adultos, desde el escolar
hasta el burócrata y el político: todos tratan de leer lo menos posible, con el menor esfuerzo posible, los
materiales más simples posibles.
Depositar en el sistema educativo toda la responsabilidad del aletrismo galopante que se apodera de
nuestras sociedades sería unilateralizar y simplificar el problema, y errar en la búsqueda de soluciones.
Si bien toca al sistema educativo revisar a fondo la comprensión y los enfoques tradicionales acerca de la
enseñanza y el uso de la lectura y la escritura en el medio escolar, la construcción de una sociedad letrada,
amante de la lectura, bien dispuesta para la escritura, va mucho más allá de los maestros y los alumnos.
Promover la lectura y la escritura, dentro y fuera de las aulas, entre niños, jóvenes y adultos, en la familia y en
el lugar de trabajo, en torno al libro, al periódico y a todo objeto de lectura al alcance, es una decisión colectiva,
de fuerte contenido y sentido político, parte fundamental de todo proyecto de avance educativo y cultural de una
nación.

Adapt. de El Comercio. Cuaderno Familia. Número 616. Domingo,
3 de Agosto de 1997. Ano XI, p. 4-5. Quito, Ecuador.

Según el primer párrafo, el aletrismo es un fenómeno nuevo


a)nacido de la existencia de adultos analfabe-tos;
b)determinado por la existencia de personas que aprendieron a leer y a escribir, pero no lo hacen;
c) en el que se inscriben analfabetos, iletrados y un billón de adultos;
d)que se identifica con el analfabetismo por el gran número de personas a las que atinge;
e)tan agudo y tan extendido como el iletrismo.
Resposta


17) La pregunta contenida en el segundo párrafo cuestiona:


a)el sentido de la crónica roja
b)la lectura de los editoriales
c)la lectura de la página social
d)el análisis de los obituarios
e)la calidad de la lectura
Resposta


18) El tercer párrafo:


a)atribuye a los adultos la culpa por la falta de lectura de los niños;
b)pregunta la razón de la falta de interés por la lectura;
c)constata la falta de interés por la lectura;
d)discute la situación del burócrata y del político;
e)construye una sociedad bien dispuesta para la lectura.
Resposta


19) El “proyecto de avance educativo y cultural de una nación” (líneas 22 - 23 ):


a) afirma que la promoción de la lectura y de la escritura tiene que ser hecha en la escuela;
b)anuncia la época en la que el libro no tendrá importancia;
c)indaga si importa más la lectura de libros o de periódicos;
d)depende de una decisión colectiva para la construcción de una sociedad letrada;
e)cuestiona la importancia de la familia como participante del proceso de lectura y escritura.
Resposta


20)

Texto II
LA EVOLUCIÓN DE LA LENGUA ESPAÑOLA
Botella al mar para el dios de las palabras
GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ





5





10




15



20




25





30




35




40




45




50




55




60




65

A mis 12 años de edad estuve a punto de
ser atropellado por una bicicleta. Un señor
cura que pasaba me salvó con un grito:
"¡Cuidado!" El ciclista cayó a tierra. El señor
cura, sin detenerse, me dijo: "¿Ya vio lo que
es el poder le la palabra?" Ese día lo supe.
Ahora sabemos, además, que los mayas lo
sabían desde los tiempos de Cristo, y con
tanto rigor que tenían un dios especial para
las palabras.
Nunca como hoy ha sido tan grande ese
poder. La humanidad entrará en el tercer
milenio bajo el imperio de las palabras. No es
cierto que la imagen esté desplazándolas ni
que pueda extinguirlas. Al contrario, está
potenciándolas: nunca hubo en el mundo
tantas palabras con tanto alcance, autoridad y
albedrío como en la inmensa Babel de la vida
actual. Palabras inventadas, maltratadas o
sacralizadas por la prensa, por los libros
desechables, por los carteles de publicidad;
habladas y cantadas por la radio, la televisión,
el cine, el teléfono, los altavoces públicos;
gritadas a brocha gorda en las paredes de la
calle o susurradas al oído en las penumbras
del amor. No: el gran derrotado es el silencio.
Las cosas tienen ahora tantos nombres en
tantas lenguas que ya no es fácil saber cómo
se llaman en ninguna. Los idiomas se
dispersan sueltos de madrina, se mezclan y
confunden, disparados hacia el destino
ineluctable de un lenguaje global.
Con razón un maestro de letras
hispánicas en Estados Unidos ha dicho que
sus horas de clase se le van en servir de
intérprete entre latinoamericanos de distintos
países. Llama la atención que el verbo pasar
tenga 54 significados, mientras en la
República de Ecuador tienen 105 nombres
para el órgano sexual masculino, y en cambio
la palabra condoliente, que se explica por sí
sola, y que tanta falta nos hace, aún no se ha
inventado.
Son pruebas al canto de la inteligencia de
una lengua que desde hace tiempo no cabe en
su pellejo. Pero nuestra contribución no
debería ser la de meterla en cintura, sino al
contrario, liberarla de sus fierros normativos
para que entre en el siglo venturo como Pedro
por su casa. En ese sentido me atrevería a
sugerir ante esta sabia audiencia que
simplifiquemos la gramática antes de que
la gramática termine por simplificarnos
a nosotros. Humanicemos sus leyes,
aprendamos de las lenguas indígenas a las
que tanto debemos lo mucho que tienen
todavía para enseñarnos y enriquecernos.
Son reflexiones al azar, por supuesto,
como botellas arrojadas a la mar con la
esperanza de que le lleguen al dios de las
palabras. A no ser que por estas osadías y
desatinos, tanto él como todos nosotros
terminemos por lamentar, con razón y
derecho, que no me hubiera atropellado a
tiempo aquella bicicleta providencial de mis 12 años.

Adapt. de El País Digital. Madrid, 20 de agosto de 1997.

“Estuve a punto de” (línea 1) expresa una idea de:


a)tiempo
b)lugar
c)compañía
d)causa
e)consecuencia
Resposta


21) “supe” (línea 6) equivale a:


a)había sabido
b)habré sabido
c)he sabido
d)hube sabido
e)habría sabido
Resposta


22) En “Nunca como hoy ha sido tan grande ese poder” (líneas 11 - 12), el narrador:


a)propone que las palabras sean reunidas en un solo idioma;
b)sugiere al lector que la palabra ya tuvo más importancia;
c)invita a una reflexión sobre los nombres de las cosas;
d)sintetiza su reflexión frente al futuro de la palabra;
e)discute la vida actual, en que el silencio supera el mundo de las palabras.
Resposta


23) Leído el fragmento: “La humanidad ... la vida actual” (líneas 12 - 19) se percibe que:


a)la televisión potenció el poder de la humanidad;
b)la humanidad no se vale más que de las palabras;
c)la humanidad tendrá su poder extinguido por las palabras;
d)la imagen del cine extinguió el imperio de las palabras;
e)la imagen no está disminuyendo el poder de las palabras.
Resposta


24) La última frase del segundo párrafo afirma que:


a)el enlace de los idiomas determinará la existencia de un lenguaje universal;
b)en el futuro, será difícil distinguir un idioma de otro porque no hay libertad de expresión;
c)las imágenes del futuro serán dispersadas por el lenguaje global;
d)los idiomas modernos se mantienen resis-tentes a la constitución de un lenguaje global;
e)sueltos de madrina, los idiomas luchan por un destino marcado por la censura.
Resposta


25) El maestro de letras hispánicas sirve de intérprete (líneas 33 - 37) porque:


a)en los Estados Unidos, esos profesionales prefieren tal actividad a la de dar clases;
b)no hay variedad lingüística en Latinoamé-rica;
c)una palabra no significa más que aquello que está puesto;
d)los latinoamericanos son indiferentes al conocimiento de su idioma;
e)la variedad de nombres para expresar una misma cosa dificulta la comunicación entre los latinoamericanos.
Resposta


26) En “la de meterla en cintura” (línea 47), lo subrayado corresponde, respectivamente, a:


a)lengua y contribución
b)contribución y lengua
c)inteligencia y lengua
d)lengua y cintura
e)cintura y contribución
Resposta


27) En el 4o párrafo, el autor:


a)confiesa que la gramática se ha simplificado;
b)propone la necesidad de simplificación de la gramática;
c)considera interesante la adopción de una gramática de las lenguas indígenas;
d)afirma que el dominio sobre la gramática es una prueba de inteligencia;
e)niega la posibilidad de que la gramática simplifique sus leyes.
Resposta


28) El sentido de lo subrayado en “Son reflexiones [nacidas] al azar” (línea 58) es:


a)por mala suerte
b)sin duda
c)por casualidad
d)a propósito
e)a la inversa
Resposta


29) “por supuesto” (línea 58) expresa:


a)indebidamente
b)posiblemente
c)ciertamente
d)inadecuadamente
e)correctamente
Resposta


30) Leídos, comparativamente, los textos I y II, se concluye que:mientras el texto I lamenta la falta de lectura, el texto II celebra el vigor con que


a) la palabra entrará en el tercer milenio;
b)los dos textos apuntan para las acciones individuales como solución para el problema de la falta de interés por la lectura;
c)ambos textos trabajan con el tema del aletrismo;
d)el analfabetismo es el centro de la atención;
e)en cuanto en el primer texto, la escuela está vista como responsable por el aletrismo, en el segundo texto se atribuye esa responsabilidad al cine.
Resposta